Chianti Villas - Alojamiento en Chianti cerca de Florencia

Descubra Florencia y sus monumentos
en un día desde nuestras Villas

Fecha de llegada
Fecha de salida
Acomodación
¿Cuántos son?

Si quiere descubrir Florencia en un solo día, le ayudamos a elegir lo que más destaca en esta hermosa ciudad, cuna del Renacimiento. ¡Estacione su automóvil fuera de la ciudad, área restringida para no residentes, y tome un autobús o camine hasta el centro para descubrir obras de arte en cada esquina!

Monumentos que no se puede perder

El corazón de Florencia es un área pequeña, donde los monumentos más importantes están a poca distancia. Paseando por los barrios medievales entre la Piazza del Duomo y el Ponte Vecchio, encontrará lo más destacado de la Edad Media y el Renacimiento.

Piazza del Duomo, corazón religioso de la ciudad

Nuestra catedral monumental, dedicada a Santa María del Fiore, fue iniciada en 1296 por el arquitecto gótico Arnolfo di Cambio. Le sorprenderá el trabajo de incrustaciones en tres colores diferentes de mármol, que decora sus paredes externas: puede encontrar la misma decoración también en el campanario de Giotto. La iglesia está coronada por la famosa cúpula, iniciada en 1418 por Filippo Brunelleschi, primer arquitecto del Renacimiento: ¡el secreto del método de construcción utilizado por Brunelleschi aún no se ha descubierto!

No se pierda el Baptisterio, que data del siglo IX: aquí puedes admirar una copia de la obra maestra de Lorenzo Ghiberti, famoso escultor del Renacimiento florentino, la puerta de bronce llamada por Miguel Ángel "la puerta del paraíso".

Piazza della Signoria, centro político de Florencia desde la Edad Media

La Piazza della Signora está dominada por el palacio severo, construido a finales del siglo XIII por Arnolfo di Cambio, para la Signoria, el gobierno de Florencia. Más tarde fue la residencia de la familia Medici y ahora es nuestro ayuntamiento. La Piazza es un museo al aire libre, decorado con obras de arte de famosos escultores del Renacimiento: la fuente de Neptuno de Bartolomeo Ammannati, la estatua de bronce del granduque Cosimo I a caballo de Giambologna, la copia del David de Miguel Ángel que reemplazó a principios del siglo XX la estatua original que fue llevada a la Galleria dell'Accademia.

La logia (pórtico) en el lado sur alberga el Rapto de las Sabinas, de Giambologna y el Perseo de bronce, obra maestra del escultor y orfebre del Renacimiento Benvenuto Cellini.

Ponte Vecchio, el puente viejo

Todos quieren estar al menos una vez en el Ponte Vecchio, el puente más antiguo de Florencia. El puente fue construido por los romanos en el primer siglo antes de Cristo y ha sido renovado muchas veces, ya que a menudo lo destruían las inundaciones del río Arno. El puente por el que caminamos hoy fue reconstruido en 1345 y las famosas pequeñas tiendas se agregaron durante la segunda mitad del siglo XIV. Los carniceros, que alquilaron las tiendas al principio, tuvieron que irse en 1594, cuando el gran duque Ferdinando I de’ Medici decidió que prefería a los orfebres en el puente.

La estatua original de David en la Galería de la Academia

¿Quiere conocer de cerca la obra maestra de Miguel Ángel? Visite la Galleria dell’Accademia, que alberga una gran sala monumental dedicada al genio. El David es la obra florentina más famosa de Miguel Ángel. El maestro trabajó a la estatua entre 1501 y 1504, y representó un apuesto joven que simboliza la lucha del partido republicano florentino contra un gigante, la familia Medici, cerca de convertirse en los dictadores oficiales de Florencia. Junto a David, admire los dramáticos prisioneros o esclavos de Miguel Ángel: las poderosas figuras, luchando contra el bloque de mármol para salir de él, eran originalmente destinadas a la tumba del papa Julio II en Roma. Debido a las largas colas, se recomienda reservar. Pídaselo a su anfitrión.

Galleria degli Uffizi, la galería de pinturas más importante de Italia

Si le quedan un par de horas más para dedicar al arte, visite la Galería de los Uffizi para ver las obras maestras más famosas de la pintura florentina del Renacimiento. Más de cien salas del museo ilustran, a través de obras de artistas célebres, la historia de la pintura italiana desde la Edad Media hasta mediados del siglo XVIII. Según el tiempo que tenga, admire las obras que no puede perder.

No puede dejar de visitar la sala de Giotto, primer pintor gótico, la sala dedicada al renacimiento temprano, con pinturas de Paolo Uccello, Piero della Francesca, Filippo Lippi, la sala con las dos obras maestras mundialmente conocidas de Sandro Botticelli, la Primavera y el Nacimiento de Venus, la Tribuna o sala del tesoro, las pinturas de Leonardo y el único panel pintado documentado de Miguel Ángel, la representación redonda de la Sagrada Familia, pintada para la familia Doni y en la misma sala las pinturas de Raffaello.

ómese un descanso en la terraza con vista a la plaza Signoria y luego puede salir o continuar visitando el primer piso del palacio para admirar el “Cinquecento” florentino y veneciano, con pinturas de Bronzino, Andrea del Sarto, Pontormo, la Venus de Urbino de Tiziano, para terminar su recorrido con los revolucionarios Baco y Medusa de Caravaggio, que datan de finales del siglo XVI. Debido a las largas colas, se recomienda reservar. Pídaselo a su anfitrión.

 
© 2021 | powered by dotFlorence Web Agency